Archivo de la etiqueta: Glatzel

La abolición de la psicopatología en nombre del empirismo: comentario

Este artículo forma parte de una serie de tres trabajos a cargo de Pablo RAMOS GOROSTIZA, conformada por la presentación, traducción y comentario del artículo La abolición de la psicopatología en nombre del empirismo de Johann Glatzel, publicado en la revista Nervenarzt en 1990.


 

SI ESTE TRABAJO resulta significativo de entre todos aquellos que critican la inconsistencia de la psiquiatría, ponen en entredicho su rigor y legitimidad científica, cuestionan los resultados o los procedimientos y proponen alternativas tratando de abrir nuevas vías que invariablemente acaban ofreciendo las mismas limitaciones, es porque señala de forma certera y diferente al centro del asunto y permite enfocar la cuestión de una forma más radical y, creo, más fructífera. Enmarca la experiencia psiquiátrica más allá de las cuestiones metodológicas que pudo haber realizado el positivismo, que se lía dando vueltas a lo mismo sin atreverse a mirar con más ambición y profundidad, y yendo por detrás de ellas, trata de escapar a los designios de una psiquiatría que pretende emular los éxitos de la medicina basada en procedimientos experimentales poniendo de manifiesto la paradoja de que cuanto más objetiva se quiere, más fracasa en dar alcance conceptual y clínico a sus problemas. Que a base de fijar determinantemente su objeto, éste se le deshace entre las manos y deja de tenerlo. De modo que para abrirse a su experiencia no teme abordar cuestiones dejadas fuera de consideración, que eran y son tomadas por improcedentes o contraproducentes para el conocimiento psiquiátrico al uso, es decir, aquel que tiende a considerarlas usando un abordaje meramente positivo. También me parece importante en la manera de fracasar en la resolución del problema planteado, en cuanto que pretendiendo un saber propio para la psiquiatría quiere que éste sea hacedero adoptando una mirada de validez transindividual, que cifra en una posición antropológica capaz de ofrecer unidad experiencial a la práctica psicopatológica. Así, con lo que se gana haciendo de la psicopatología el centro de la actividad intelectiva del psiquiatra, se pierde al depositarla en una modalidad existencial definida, como si con esto se pudiese detener el movimiento del pensar, como si se pudiera salir fuera del todo y hablar de él, como si fuese dable llegar todavía a tiempo para poder acceder al decir inaugural. Y aquí nos devuelve y se equipara con otras propuestas que no alcanzan las pretensiones de partida.
Sigue leyendo

Etiquetado , ,

La abolición de la psicopatología en nombre del empirismo: traducción

Este artículo forma parte de una serie de tres trabajos a cargo de Pablo RAMOS GOROSTIZA, conformada por la presentación, traducción* y comentario del artículo La abolición de la psicopatología en nombre del empirismo de Johann Glatzel, publicado en la revista Nervenarzt en 1990.


RESUMEN: El discurso de una psicopatología empírica es expresión de una mala compresión basada en un conocimiento insuficiente de la ciencia psicopatológica y su historia. La reducción de la psicopatología a un punto de partida científico-real –precisamente esto es lo que quiere decir la formación verbal psicopatología empírica– comienza con K. Jaspers y encuentra en K. Schneider su expresión más pregnante. Mientras la psicopatología entienda su tarea como la de poner los fenómenos psicopatológicos a disposición de una psiquiatría comprometida en tanto que praxis médica en forma de una terminología conseguida según definiciones nominales, mientras sea así, la psicopatología será una ciencia de determinación objetiva. AI estar sometida a las reglas del empirismo lógico que sigue un lenguaje observacional y vinculada a la correspondiente doctrina psicológica dominante como sistema de referencia, ya no puede satisfacer sus pretensiones originarias: contribuir a la comprensión del trastorno mental, de su esencia y de su significación, a través de esfuerzos discursivos y reflexivos. Sigue leyendo

Etiquetado , ,

La abolición de la psicopatología en nombre del empirismo: presentación

Este artículo forma parte de una serie de tres trabajos a cargo de Pablo RAMOS GOROSTIZA, conformada por la presentación, traducción y comentario del artículo La abolición de la psicopatología en nombre del empirismo de Johann Glatzel, publicado en la revista Nervenarzt en 1990.


 

HACE UNOS MESES, pero podría ser ayer, lo mismo da, tuve la ocasión de participar en una reunión de psiquiatras madrileños que se convocó bajo el lema de la psicopatología en el siglo XXI. El debate estuvo presidido por la convicción del declive inexorable de la psicopatología que puede conducir, si es que no lo ha hecho ya, hasta su práctica extinción del panorama psiquiátrico actual. Se abogaba de forma unánime y fervorosa por la necesidad de su recuperación y defensa a la vista de lo demediado que ha acabado por parecer el mencionado panorama. Nada nuevo veinte, treinta, cuarenta años después de que la visión hegemónica de la psicopatología alemana, dizque fenomenológica, entrase en una fase de debilitamiento y consunción. Ya a finales de los sesenta se temía claramente que la época de estabilidad que había suministrado la psicopatología alemana durante más de cuatro décadas estaba terminada. En realidad, lo que sucedía es lo que viene sucediendo desde los inicios de la psiquiatría, a saber, que hay una inestabilidad esencial en el constructo “Psiquiatría” y que la historia de la disciplina es precisamente la sucesión de avatares de eso en que consiste. De modo que las distintas propuestas psicopatológicas, y la alemana de forma eminente, han contribuido a contrarrestar la susodicha intentando dar la apariencia de una estabilidad interna, es decir, teórica y psicopatológica, tan deseada como evanescente considerando las pretensiones de partida. Sigue leyendo

Etiquetado , , ,

Psicopatología y libertad

Por Enric J. NOVELLA


Reseña de RAMOS GOROSTIZA, P., REJÓN ALTABLE, C. (2002), El esquema de lo concreto. Una introducción a la psicopatología. Madrid, Triacastela, 235 pp. Publicada originalmente en 2004 en la revista Frenia (vol.IV,2) se reproduce aquí con permiso del autor en el marco del homenaje a Pablo Ramos.

Lo que se da es idéntico a lo que no se da, lo que descartamos o dejamos pasar idéntico a lo que tomamos y asimos, lo que experimentamos idéntico a lo que no probamos, y sin embargo nos va la vida y se nos va la vida en escoger y rechazar y seleccionar, en trazar una línea que separe esas cosas que son idénticas y haga de nuestra historia una historia única que recordemos y pueda contarse.

Javier Marías, Corazón tan blanco

I

En una época en la que, en una conocida fórmula de J. Glatzel, la abolición de la psicopatología, su reducción a una mera semiología psiquiátrica en nombre del empirismo1 se encuentra en un estadio tan avanzado y parece consumarse en medio tanta indiferencia, la aparición de este libro puede considerarse un acontecimiento de singular relevancia en el panorama psiquiátrico español. Que, como mucho me temo, pase totalmente inadvertido más allá del estrecho círculo de colaboradores y residentes en torno a Pablo Ramos es sin duda un síntoma del clima de absoluto desinterés en que nos movemos acerca de los fundamentos teóricos de nuestra especialidad, pero también una consecuencia de las exigencias que a la lectura plantea un texto, literalmente, sin concesiones. El loable (y extremadamente ambicioso) objetivo de „establecer las bases de la mirada psicopatológica depurada y descargada de ingenuidades pretendidamente científicas“ (p. 154) que se propone el libro, da la medida de la complejidad de los asuntos que trata, pero queda emborronado por una enorme densidad en el desarrollo de los contenidos que apenas hace transitable a un no especialista el considerable bagaje filosófico y psicopatológico de los autores. Se trata de una opción respetable, pero, dados los tiempos que corren, creo necesario lamentar de antemano semejante ejercicio solipsista, y no menos reconocer mi comprensión limitada de algunos fragmentos. El presente ensayo, por tanto, no puede aspirar más que a dar cuenta de algunos aspectos, seguramente parciales y de forma simplificada, tras una lectura intensa pero necesariamente apresurada.

Sigue leyendo
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Situación actual y futuro de la psiquiatría

Por Héctor PELEGRINA CETRAN


LA CONFUSA SITUACIÓN actual de la psiquiatría proviene de una mezcolanza de enfoques, imposibles de integrar. Existen múltiples paradigmas psiquiátricos contradictorios, cada uno con sus aporías, como puede constatarse en el libro de Ionescu, Catorce enfoques de la psicopatología.1 Parto por señalar que sólo algunos de los catorce enfoques allí aludidos como psicopatológicos lo son realmente, pues varios son meramente enfoques semiológicos de la psiquiatría. La falta de diferenciación entre semiología y psicopatología –como distintos métodos de exploración de distintas estructuras patológicas del psiquismo– es parte de la actual situación confusa de la psiquiatría, desde la exploración hasta el diagnóstico, y desde la terapéutica hasta la bioética. Esta confusión metodológica de la exploración psiquiátrica, nos orienta hacia el fundamento de la confusión de respuestas que hoy encontramos. La forma de preguntar siempre condiciona las posibles respuestas.

Sigue leyendo
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,