Archivo de la categoría: Firma

La abolición de la psicopatología en nombre del empirismo: traducción

Este artículo forma parte de una serie de tres trabajos a cargo de Pablo RAMOS GOROSTIZA, conformada por la presentación, traducción* y comentario del artículo La abolición de la psicopatología en nombre del empirismo de Johann Glatzel, publicado en la revista Nervenarzt en 1990.


RESUMEN: El discurso de una psicopatología empírica es expresión de una mala compresión basada en un conocimiento insuficiente de la ciencia psicopatológica y su historia. La reducción de la psicopatología a un punto de partida científico-real –precisamente esto es lo que quiere decir la formación verbal psicopatología empírica– comienza con K. Jaspers y encuentra en K. Schneider su expresión más pregnante. Mientras la psicopatología entienda su tarea como la de poner los fenómenos psicopatológicos a disposición de una psiquiatría comprometida en tanto que praxis médica en forma de una terminología conseguida según definiciones nominales, mientras sea así, la psicopatología será una ciencia de determinación objetiva. AI estar sometida a las reglas del empirismo lógico que sigue un lenguaje observacional y vinculada a la correspondiente doctrina psicológica dominante como sistema de referencia, ya no puede satisfacer sus pretensiones originarias: contribuir a la comprensión del trastorno mental, de su esencia y de su significación, a través de esfuerzos discursivos y reflexivos. Sigue leyendo

Etiquetado , ,

La abolición de la psicopatología en nombre del empirismo: presentación

Este artículo forma parte de una serie de tres trabajos a cargo de Pablo RAMOS GOROSTIZA, conformada por la presentación, traducción y comentario del artículo La abolición de la psicopatología en nombre del empirismo de Johann Glatzel, publicado en la revista Nervenarzt en 1990.


 

HACE UNOS MESES, pero podría ser ayer, lo mismo da, tuve la ocasión de participar en una reunión de psiquiatras madrileños que se convocó bajo el lema de la psicopatología en el siglo XXI. El debate estuvo presidido por la convicción del declive inexorable de la psicopatología que puede conducir, si es que no lo ha hecho ya, hasta su práctica extinción del panorama psiquiátrico actual. Se abogaba de forma unánime y fervorosa por la necesidad de su recuperación y defensa a la vista de lo demediado que ha acabado por parecer el mencionado panorama. Nada nuevo veinte, treinta, cuarenta años después de que la visión hegemónica de la psicopatología alemana, dizque fenomenológica, entrase en una fase de debilitamiento y consunción. Ya a finales de los sesenta se temía claramente que la época de estabilidad que había suministrado la psicopatología alemana durante más de cuatro décadas estaba terminada. En realidad, lo que sucedía es lo que viene sucediendo desde los inicios de la psiquiatría, a saber, que hay una inestabilidad esencial en el constructo “Psiquiatría” y que la historia de la disciplina es precisamente la sucesión de avatares de eso en que consiste. De modo que las distintas propuestas psicopatológicas, y la alemana de forma eminente, han contribuido a contrarrestar la susodicha intentando dar la apariencia de una estabilidad interna, es decir, teórica y psicopatológica, tan deseada como evanescente considerando las pretensiones de partida. Sigue leyendo

Etiquetado , , ,

Imaginación, mediación y locura a las puertas de la psiquiatría

Por Carlos REJÓN


NUESTRA ÉPOCA ES tal vez la primera en que imaginación y locura, divina, erótica o enferma, se han separado. Todavía Esquirol trataba visionarios, y Kant escribía sobre algunos. Ribot estudió la imaginación creadora, y Coleridge. Aún en el psicoanális el inconsciente andaba poblado de phantasmas, perduraciones de afectos sin resolver que hechizaban la vida consciente del enfermo. Hoy la imaginación queda como una queja, o un aviso, esto que me pasa es verdad, no crea usted que me lo imagino, lo he oído, no me lo invento. Sigue leyendo

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El acceso a la alteridad del otro en la fenomenología del siglo XX

Por Antonio PÉREZ QUINTANA


Conferencia pronunciada el 16 de mayo de 2013 en el Salón de Grados de la Facultad de Filosofía de la la Universidad de La Laguna en el marco del homenaje al profesor Gabriel Bello bajo el título Éticas y políticas de la alteridad.

Etiquetado , , , , , , , , ,

Situación actual y futuro de la psiquiatría

Por Héctor PELEGRINA CETRAN


LA CONFUSA SITUACIÓN actual de la psiquiatría proviene de una mezcolanza de enfoques, imposibles de integrar. Existen múltiples paradigmas psiquiátricos contradictorios, cada uno con sus aporías, como puede constatarse en el libro de Ionescu, Catorce enfoques de la psicopatología.1 Parto por señalar que sólo algunos de los catorce enfoques allí aludidos como psicopatológicos lo son realmente, pues varios son meramente enfoques semiológicos de la psiquiatría. La falta de diferenciación entre semiología y psicopatología –como distintos métodos de exploración de distintas estructuras patológicas del psiquismo– es parte de la actual situación confusa de la psiquiatría, desde la exploración hasta el diagnóstico, y desde la terapéutica hasta la bioética. Esta confusión metodológica de la exploración psiquiátrica, nos orienta hacia el fundamento de la confusión de respuestas que hoy encontramos. La forma de preguntar siempre condiciona las posibles respuestas.

Sigue leyendo
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Reduccionismo o barbarie

(de psicoterapia, modernidad y virtud)

Por Julián GÓMEZ PEÑALVER


Hiawatha, Thomas Eakins, c. 1874

EL LOGOS ES a las dolencias del alma lo que los medicamentos a las dolencias del cuerpo. Las formas punzantes de la argumentación pueden incomodar lo mismo que el corte o la quemadura provocada por un médico, pero son necesarias para vivir bien. Estas semejanzas, atribuidas a Homero y Sócrates, respectivamente, son algunos ejemplos de la analogía entre medicina y filosofía que asoma y nos acompaña desde el mundo premoderno (Nussbaum, 2003). Sigue leyendo

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Sentido y experiencia en psicopatología

Por Pablo RAMOS GOROSTIZA y José M. GONZÁLEZ CALVO

Presentado en el Congreso de Neuropsiquiatría Americana de Santiago de Chile de 1997, inédito hasta la fecha, publicamos ahora este trabajo con el beneplácito de sus autores en el marco del homenaje a Pablo Ramos Gorostiza


Field

I. Introducción

EL CONOCIMIENTO PSIQUIÁTRICO se fundamenta en el encuentro con el hombre enfermo. Su acontecer recíproco conforma todo nuestro proceder interpretativo, actualiza nuestro conocimiento y define el núcleo de nuestra experiencia. La relevancia del encuentro en psiquiatría es tal, que en él hallamos todas nuestras posibilidades de certeza. Sigue leyendo

Etiquetado , , , , , , , ,

Maduración, libertad y salud psíquica

Por Héctor PELEGRINA CETRAN

Publicado en Anuario del Instituto Superior de Filosofía “San Juan Bosco”, Burgos, Nº 4, 2011, pp. 89-111. Autorizada su presente reproducción.


Sailing Vessel at Sea, Sunset, 1904 - Childe Hassam

Presentación

EN EL SIGLO XX, la enfermedad psíquica ha sido vista por numerosos psiquiatras de la escuela fenomenológico-antropológica, como un trastorno de la libertad. Frente a la visión biologicista de la psiquiatría oficial ─derivada del neo-positivismo del Círculo de Viena─ que niega la libertad humana. ¡Mal podría haber un trastorno de lo inexistente!

Es una obviedad palmaria que toda enfermedad ─también las somáticas─ producen una limitación de la libertad del paciente para realizar su vida habitual, ya sea por el dolor corporal o por la pérdida de funciones de su organismo que le impiden realizar las acciones habituales de su vida. En la realidad clínica, la demanda de ayuda médica está fundada en la eliminación (o prevención) del dolor somático, o en la eliminación del sufrimiento psíquico, provocado por la limitación o pérdida de la libertad de realizar la propia vida.

El sufrimiento psíquico se funda en la irrealización de “nuestra propia” vida, o en la vivencia de amenaza a ella. ¡De hecho, la “angustia” es la vivencia de amenaza al “sí mismo”, al ser que propiamente somos! Y la “ansiedad” es la amenaza de no llegar a ser nosotros mismos. Y las “fobias” ─las psicopatologías más frecuentes─ más allá del pánico frente al objeto o situación que la causa, siempre produce la imposibilidad de disponer LIBREMENTE del objeto o situación, como recurso para la propia vida. De depende la gravedad de una fobia. Una “claustro-fobia” a los ascensores no tiene por qué provocar sufrimiento en un campesino, pero el daño que la misma fobia causa a la vida de un ministro del gobierno puede ser inmenso. La “agorafobia” tiende a ser severa, pues la limitación del uso del espacio público incide extensamente en la vida cotidiana.

Si bien la enfermedad puede ser considerada como una perturbación anatómica o funcional del organismo, o una perturbación de una función psíquica, el “estado de enfermedad”, el «estar enfermo», es un modo sufriente de estar viviendo una persona, por alguna limitación significativa de su libertad para realizar su vida personal.

Con esto no está dicho en qué consiste la LIBERTAD humana, cómo se llega a ella y cómo se pierde en la patología psíquica. De aquí que primero abordaré el tema de la libertad, su consistencia y el papel que juega en la vida humana. En segundo lugar abordaré el tema de la maduración del ser humano como proceso de acceder y de constituir su libertad. Y en tercer lugar trataré de exponer cómo el no ejercicio de la libertad personal constituye el núcleo de la enfermedad psíquica. Sigue leyendo

Confidencias y desconfianzas entre psiquiatría y filosofía

Por Oriol MOLINA


 

Goya_Dog

EXISTE INTERÉS RECÍPROCO entre filosofía y psiquiatría. Por ello, también cobran importancia sus desencuentros, particularmente llamativos si psiquiatra y filósofo resultan ser la misma persona. Las radicales faltas de articulación entre el pensamiento psicopatológico y filosófico de Karl Jaspers merecen ser examinadas. Me centraré aquí en su modo de articular el concepto de delirio, puesto que éste inspira la definición de delirio que se encuentra en los manuales de diagnóstico o que suele manejarse en la práctica psiquiátrica orientada biomédicamente. Esa desconfianza resulta tanto más sospechosa cuando no está reñida, al contrario, con un insistente exordio por parte de esa misma psiquiatría a favor del humanismo filosófico. Cito al propio Jaspers (1997) a este propósito:

«Un estudio exhaustivo de la filosofía no es de ningún valor positivo para el psicopatólogo, más allá de la importancia de la metodología. (…) Nos puede proteger de plantear las preguntas equivocadas, ahorrándonos discusiones irrelevantes en las que tan sólo desplegamos nuestros prejuicios. En un segundo orden de cosas, el estudio de la filosofía produce una contribución positiva a la calidad humana del psicopatólogo y con ello le ayuda a clarificar sus propias motivaciones». Sigue leyendo

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , ,

La superación actual de las aporías psicopatológicas

Por Héctor PELEGRINA CETRAN


Hassam - Evening

Lpnga situación actual de la psiquiatría y la psicopatología es semejante a la denunciada por Jaspers, a su arribo en 1910 a la clínica de Heidelberg: «mezcolanza de enfoques en la Psiquiatría, en relación a su objeto de estudio, la totalidad del hombre», como relatase en su Autobiografía1. Hoy existen múltiples paradigmas operativos en la psiquiatría, cada uno con sus aporías, como puede constatarse en el libro de Ionescu, Catorce enfoques de la psicopatología2. Sólo algunos de los catorce enfoques allí aludidos como psicopatológicos lo son realmente, pues varios son enfoques meramente semiológicos de la psiquiatría, no psicopatológicos. Esta falta de diferenciación entre semiología y psicopatología es parte de la situación confusa de la actual psiquiatría. La semiología es una exploración y registro de “signos”, que señalan los procesos patológicos subyacentes en otro nivel ontológico, como un soplo cardíaco es signo de una insuficiencia valvular. En cambio, la psicopatología es un desvelamiento de las estructuras patológicas del comportamiento en su propio nivel constitutivo, el semántico. ¡Dada la falta de una clara visión semántica del comportamiento, en las tablas diagnósticas actuales no aparece la unidad intrínseca de cada nosología, aunque como tampoco la de cada estructura psicopatológica sintomática! Sigue leyendo

Etiquetado , , , , , , ,